Febrero 14

Siempre he escuchado que una sonrisa es nuestro mejor accesorio, y por más que lo intento poner en práctica, soy consciente que no siempre sonrío en la calle, hasta que me cruzo con alguien que simplemente tiene una sonrisa en la cara y recuerdo la importancia de ello, pues así como esa sonrisa en ese determinado momento me alegró el día, todos tenemos el poder de alegrar el día de alguien, y todo con algo tan simple como una sonrisa. 

cafe6

Constantemente conocemos personas nuevas, ya sea en el trabajo, estudios, en un bar, en la tienda, en un viaje…y quiero que desde ahora mi premisa sea sólo una: déjalos mejor de lo que los encontraste. Si alguien llega a tu vida, y luego por diferentes motivos tiene que irse, simplemente que se vayan mejor de lo que los encontraste. No vas a salvarlos, no vas a cambiar el rumbo de su vida, no puedes ser la felicidad de todos ni complacer a todos, pero sí puedes ser tú mismo, puedes sonreír y amar la vida con tantas ganas y pasión que cuando alguien entre a tu vida sienta toda esa energía y tal vez así pueda sonreír un poquito más cada día. 

Hoy es 14 de febrero, día del amor, pero en realidad todos los días deberíamos celebrar el amor en el mundo, ser conscientes que sí hay cosas malas pero también hay buenas, y nos olvidamos de recordar que estamos aquí, con aire en nuestros pulmones y gente que nos quiere. He de aceptar que en los últimos años solía renegar cada 14 de febrero, pero desde hoy sólo quiero agradecer por todo el amor que me rodea, sentirlo y seguir compartiéndolo. Esperamos que llegue alguien especial para celebrar el amor, y no nos damos cuenta que desde que pisamos este planeta ya sentimos amor, empezando por el amor a uno mismo y a todas las personas que están a nuestro alrededor. 

cafe5

Escuchamos siempre que el amor mueve al mundo, que todos necesitamos sentir amor, pero llega un momento en el que nos olvidamos de demostrarlo y decirlo. Suponemos que todos saben que amamos, pero no dejamos que nos llene ese cariño y amor hacia la vida y las personas que nos rodean. Nos olvidamos de sonreír, besar, abrazar y decir “te quiero”, lo damos por supuesto cuando en realidad nunca está de más demostrar un poquito más de amor. En el camino de la vida nos olvidamos de vivir, pasamos por alto la verdadera razón por la que estamos en el mundo, que es ser felices y hacer felices a los demás. Queremos ver cambios pero no nos damos cuenta que eso empieza por uno mismo; al mundo le falta amor y por ello debemos serlo nosotros, sin miedo ni dudas. Somos lo que damos, y si queremos ser amor pues podríamos empezar por darlo. 

large (5)

¿Cuándo fue la última vez?

¿Cuándo fue la última vez que reiste de verdad, desde el alma, y te salieron lágrimas de pura alegría? ¿Cuándo fue la última vez que sentiste que ibas a volar de felicidad? Cuando cada paso era más ligero que el anterior, cada vez los pensamientos más claros y seguros. Cuando miraste al cielo y les dijiste “gracias” porque no te dejaron sola en el camino, y en ese momento supiste que siempre estarían a tu lado.

¿Cuándo fue la última vez que te sentiste una princesa? ¿Cuándo fue a última vez que te sentiste la protagonista de tu propia película? Cuando de todo el salón, sólo tenía ojos para ti, cuando tomó tu mano y te llevó al centro de la pista. Cuando solo de tus bromas reía, y cuando quería saber de ti y sólo de ti.

large (63)

¿Cuándo fue la última vez que lloraste sin poder controlar la tristeza de tu corazón? Cuando piensas que no hay nada más que sentir, que tu corazón no está en pedazos sino que ya no existe. Cuando estas cansada, cansada de fingir, de tratar de estar bien, cuando están cansada de esperar lo que no sabes si algún día llegará.

¿Cuándo fue la última vez que te preguntaste si era real? Cuando las horas pasaban entre rápido y lento, cuando la conversación avanzaba sin querer, cuando escuchabas las palabras exactas en el momento preciso. Cuando parecía que recién empezabas a vivir, cuando recién era el comienzo del camino.

ella3

¿Cuándo fue la última vez que fuiste un poquito más tú y menos de los demás? Cuando cantaste, reíste, bailaste…sin pensar quién miraba o qué pensaban. Cuando por fin tu risa salía del alma, cuando pisabas fuerte y sin miedo, cuando pudiste decir todo lo que pensabas sin miedo a reproches. Cuando te miraste al espejo y te gustó lo que viste, cuando fuiste libre, de cuerpo y mente. Cuando pensaste primero en ti sin reproches ni culpa. Cuando por fin aprendiste a levantarte y seguir andando en el camino, cuando luchaste hasta el cansancio y aprendiste con cada derrota y cada victoria. Cuando te diste cuenta que la vida es sólo una, y es tu vida, y tienes el derecho y la obligación de ser feliz siendo cada día más tú y sólo tú.

lodvg3

Guía para disfrutar de tu soltería en tus veintitantos

Mientras mi timeline en facebook se va llenando de pedidas de mano, matrimonios, embarazos y bebés, yo ando pensando en las próximas ciudades que visitaré, los libros que quiero leer y las próximas canciones que aprenderé en mi guitarra. No me malinterpreten, me parece genial que muchas personas que conozco estén enamoradas y vayan formando su vida al lado de alguien que amen, si llega Mr. Right qué felicidad, pero si aun no llega, también es genial. En el siglo XXI, ser soltera no es sinónimo de estar sola, es sinónimo de crecimiento personal, de saber lo que se quiere lograr en todos los aspectos, es diversión, viajes, amistades verdaderas, errores y mucho aprendizaje. Así que mientras mi Mr. Right anda por ahí sin saber que me cruzaré en su vida cuando menos lo espere (él y yo), he decidido crear una pequeña lista con ideas, por si en algún momento crees que estar soltera es triste y deprimente.

large (30)

#1 Planea un viaje
Así no vayas a viajar aun, navega por internet y mira qué lugares te gustaría visitar. Poco a poco estarás trazando una meta, y así no tengas con quién viajar, atrévete a hacerlo sola, es una experiencia que debes vivir. Si tienes tiempo libre, investiga y lee, planea y en un futuro ejecuta ese viaje que tanto anhelas.

#2 Aprende un hobby nuevo
Tal vez ya sabes qué tantos tienes, pero ¿y si no? Prueba, atrévete, dale una oportunidad a tu mente y cuerpo de aprender cosas nuevas. Clases de pintura, un instrumento musical, danza árabe, baile contemporáneo, cocina, jardinería, hay miles de opciones. Aprende algo nuevo, distrae tu mente y alma, no pienses que todo lo que estudies debe ser parte de tu vida profesional, eres joven y tu vida personal, tus pasiones, también son muy importantes.

large (37)

#3 Sé parte de un voluntariado
Creo que una de las mejores experiencias es dedicarle tiempo a otras personas, a quienes necesitan de una sonrisa, de un poquito de nuestro tiempo. Hay miles de voluntariados, miles de formar de ayudar al prójimo, internet está lleno de opciones.

#4 Reúnete y disfruta de tu familia
Puede que lo hayas escuchado mil veces, pero no hay como la familia (créeme, la mía esta a 2343-elevado a la enésima kilómetros) y no hay como pasar momentos con ellos. Sean tus papás, hermanos, abuelitos, primos, tíos…disfrútalos, reúnete con ellos, ríete, recuerda las travesuras del pasado, haz planes, aprovechalos todo lo que puedas.

#5 Lee, anda al teatro, al cine, museos.
Culturízate, aprende a apreciar el arte. Y si no encuentras con quien ir, anda sola. Total, si vas a ir a ver una genial obra de teatro o exposición, no vas a conversar mientras disfrutas de tanto arte. No tiene nada de malo ir sola.

large (44)

#6 Inscríbete a un gimnasio, clases de baile, yoga ¡sé activa!
Elle Woods ya nos dijo que necesitamos endorfinas para ser felices. Cuanto más activas seamos, más alegría tendremos, estaremos más saludables, y he de aceptar que mi mamá tenía razón, el ejercicio es lo mejor para el cuerpo, la piel, la mente, y utilizando sus palabras: hazlo por tu salud, hijita.

#7 Conoce gente nueva y valora a tus verdaderos amigos
Tus veintitantos sonlos años para valorar a tus verdaderos amigos, a los que están ahí a tu lado para responder tus mensajes de las 3 am, escuchar tus crisis existenciales y aguantar tus audios de media hora en el whatsapp. Y también es una etapa para conocer más y más personas, hay millones de seres humanos interesantes, con cosas y experiencias para contar, hay gente rara y loca en el mundo, gente que te habla y parece que han salido de un cuento o película.

large (19)

Estas son sólo algunas ideas, con las que intento probarte que estar soltera en tus veintitantos es genial, es una oportunidad para hacer cosas, crecer, aprender y lo más importante: saber quién eres. Todos tenemos una misión en esta vida, tenemos un camino que seguir, y si bien vivimos esperando compartir nuestra vida con alguien que nos ame tanto como nosotros a ellos, no nos debemos olvidar que la primera persona a quien debemos amar está en el reflejo del espejo.

Tenemos la obligación de ser felices, de no depender de nadie para sonreír cada día, la vida es tan corta, es sólo una y no podemos darnos el lujo de decir “estoy aburrida…”, hay tanto por conocer, tanto por hacer. Vive, sonríe, experimenta, recolecta historias que compartirás cuando llegue esa persona especial, conócete, arriésgate y sé feliz.

Quiere, sólo quiere

Quédate con quien más te quiera, he escuchado decir eso más de una vez. ¿Acaso esa es la solución a nuestro miedo a estar solos? Como leí hace poco, se requiere mucho coraje estar solo en una sociedad en la que todos estan con alguien para decir que están en algo. ¿Por qué estar con quien nos quiere más que nosotros a él? ¿Por qué siempre buscamos lo “seguro” y terminamos arriesgando nuestra felicidad? ¿Por qué nos desesperamos? ¿Por qué nos conformamos?

large (90)

No eres de quien más te quiere, no eres de quien está a tu lado porque no quieres estar sola. No eres de quien te estabiliza el piso, eres de quien te mueve todas las barreras y te da alas para volar. Eres de quien te saca de todos tus cabales, de quien te hace preguntarte mil veces quién eres y qué quieres, de quien saca lo mejor y lo peor de ti. Eres de quien te hace sonreír, de quien te mira como si fueras el sol, el centro de su universo. Eres de quien logra en ti ese irracional equilibrio entre nervios y seguridad. Eres de quien te hace dar vueltas al corazón cuando se acerca, de quien te acelera el pulso, de quien te provoca ataques de risa inesperados, eres de quien más quieres.

parejas-de-enamorados-alegres

Mereces mucho más que un amor tranquilo y calmado, porque la felicidad no siempre se encuentra en la tranquilidad total. Mereces una montaña rusa de emociones, un amor que te pone los pelos de punta al escuchar su voz. Mereces los nervios de las primeras citas, la electridad de cada beso, que siempre son distintos. Mereces las miradas de reojo, la presión lenta y rápida, el sube y baja de tu ritmo cardiaco. Mereces el miedo de perder el control de tus sentimientos, mereces el desenfreno y más que sólo mariposas en el estómago. Mereces lanzarte al abismo, gritando de emoción y con lágrimas de alegría en los ojos.

Mereces querer y que te quieran, de la misma manera, desenfrenada y sin medidas. Mereces que te quieran como eres, intensa, profunda, loca, despeinada, dramática, inconforme, imperfecta, soñadora y arrebatada. Cuando así quieras, así te querrán.

cafe2