Cuando así lo sientas, llámame

Por alguna razón que tal vez yo desconozca tienes mi número. Está guardado entre tus contactos, mi nombre está ahí, y también está la puerta hacia un mundo de infinitas posibilidades. Tienes mi número y tienes la llave a un café conmigo, a horas y horas de risas, de historias locas que te contaré, porque me encanta hacerte reír y disfrutar de tu sonrisa.

Tienes mi número, y así tienes la certeza que quiero saber de ti, que aun tienes el beneficio de la duda, que sé de tu existencia y tú sabes de la mía. Pues así no lo queramos somos parte de la vida del otro, porque las personas se cruzan en nuestros caminos por alguna razón, buena o mala, pero con algún sentido. Tienes mi número, esa combinación de cifras que te lleva a escucharme, a contactar conmigo como si el tiempo no hubiera pasado, como si fuera ayer que te dije adiós.

telefono

Llámame cuando lo sientas necesario, cuando tu mente se inunde de sal y brisa de mar, cuando suene una balada en acordeón y pienses en mí. Llámame cuando quieras bailar, cuando no tengas con quien compartir una cerveza, cuando necesites un mal chiste o un comentario desatinado. Llámame sin motivo, para escuchar mi voz, para saber si te contestaría o no, si tienes mi número, puedes llamarme.

telefono2

Cuando creas que es el momento, llámame. Así hayan pasado días, semanas, meses o tal vez años, llámame, que yo contestaré. No te esperaré, seguiré mi vida y rumbo, pero sí contestaré, porque cuando creas que es el momento de escuchar mi voz, estaré al otro lado de la linea, segura que es así como tenía que ser. Cuando un día despiertes y quieras saber qué fue de la chica de vestido rojo y pies descalzos, cuando tu corazón se pregunte si aun estás a tiempo o es demasiado tarde, cuando pienses que aun te recuerdo. Sólo espera un tono para que mi voz te diga lo que sabes que mereces escuchar.

telefono3