Febrero 14

Siempre he escuchado que una sonrisa es nuestro mejor accesorio, y por más que lo intento poner en práctica, soy consciente que no siempre sonrío en la calle, hasta que me cruzo con alguien que simplemente tiene una sonrisa en la cara y recuerdo la importancia de ello, pues así como esa sonrisa en ese determinado momento me alegró el día, todos tenemos el poder de alegrar el día de alguien, y todo con algo tan simple como una sonrisa. 

cafe6

Constantemente conocemos personas nuevas, ya sea en el trabajo, estudios, en un bar, en la tienda, en un viaje…y quiero que desde ahora mi premisa sea sólo una: déjalos mejor de lo que los encontraste. Si alguien llega a tu vida, y luego por diferentes motivos tiene que irse, simplemente que se vayan mejor de lo que los encontraste. No vas a salvarlos, no vas a cambiar el rumbo de su vida, no puedes ser la felicidad de todos ni complacer a todos, pero sí puedes ser tú mismo, puedes sonreír y amar la vida con tantas ganas y pasión que cuando alguien entre a tu vida sienta toda esa energía y tal vez así pueda sonreír un poquito más cada día. 

Hoy es 14 de febrero, día del amor, pero en realidad todos los días deberíamos celebrar el amor en el mundo, ser conscientes que sí hay cosas malas pero también hay buenas, y nos olvidamos de recordar que estamos aquí, con aire en nuestros pulmones y gente que nos quiere. He de aceptar que en los últimos años solía renegar cada 14 de febrero, pero desde hoy sólo quiero agradecer por todo el amor que me rodea, sentirlo y seguir compartiéndolo. Esperamos que llegue alguien especial para celebrar el amor, y no nos damos cuenta que desde que pisamos este planeta ya sentimos amor, empezando por el amor a uno mismo y a todas las personas que están a nuestro alrededor. 

cafe5

Escuchamos siempre que el amor mueve al mundo, que todos necesitamos sentir amor, pero llega un momento en el que nos olvidamos de demostrarlo y decirlo. Suponemos que todos saben que amamos, pero no dejamos que nos llene ese cariño y amor hacia la vida y las personas que nos rodean. Nos olvidamos de sonreír, besar, abrazar y decir “te quiero”, lo damos por supuesto cuando en realidad nunca está de más demostrar un poquito más de amor. En el camino de la vida nos olvidamos de vivir, pasamos por alto la verdadera razón por la que estamos en el mundo, que es ser felices y hacer felices a los demás. Queremos ver cambios pero no nos damos cuenta que eso empieza por uno mismo; al mundo le falta amor y por ello debemos serlo nosotros, sin miedo ni dudas. Somos lo que damos, y si queremos ser amor pues podríamos empezar por darlo. 

large (5)

Cuando así lo sientas, llámame

Por alguna razón que tal vez yo desconozca tienes mi número. Está guardado entre tus contactos, mi nombre está ahí, y también está la puerta hacia un mundo de infinitas posibilidades. Tienes mi número y tienes la llave a un café conmigo, a horas y horas de risas, de historias locas que te contaré, porque me encanta hacerte reír y disfrutar de tu sonrisa.

Tienes mi número, y así tienes la certeza que quiero saber de ti, que aun tienes el beneficio de la duda, que sé de tu existencia y tú sabes de la mía. Pues así no lo queramos somos parte de la vida del otro, porque las personas se cruzan en nuestros caminos por alguna razón, buena o mala, pero con algún sentido. Tienes mi número, esa combinación de cifras que te lleva a escucharme, a contactar conmigo como si el tiempo no hubiera pasado, como si fuera ayer que te dije adiós.

telefono

Llámame cuando lo sientas necesario, cuando tu mente se inunde de sal y brisa de mar, cuando suene una balada en acordeón y pienses en mí. Llámame cuando quieras bailar, cuando no tengas con quien compartir una cerveza, cuando necesites un mal chiste o un comentario desatinado. Llámame sin motivo, para escuchar mi voz, para saber si te contestaría o no, si tienes mi número, puedes llamarme.

telefono2

Cuando creas que es el momento, llámame. Así hayan pasado días, semanas, meses o tal vez años, llámame, que yo contestaré. No te esperaré, seguiré mi vida y rumbo, pero sí contestaré, porque cuando creas que es el momento de escuchar mi voz, estaré al otro lado de la linea, segura que es así como tenía que ser. Cuando un día despiertes y quieras saber qué fue de la chica de vestido rojo y pies descalzos, cuando tu corazón se pregunte si aun estás a tiempo o es demasiado tarde, cuando pienses que aun te recuerdo. Sólo espera un tono para que mi voz te diga lo que sabes que mereces escuchar.

telefono3

Quiero ser tu excepción

No quiero ser una regla, no quiero ser una rutina ni un patrón a seguir, simplemente no soy una del montón. No quiero ser la que invitas a salir para seguir una formalidad, la que recibe el mismo mensaje de buenos días y buenas noches. No quiero ser la que recibe flores y chocolates, la que llevas al cine, la que espera una cena a la luz de las velas y que pagues la cuenta.

Quiero ser tu excepción, la que pone tu mundo de cabeza y da vuelta a tu alma, la que te robó el corazón que no sabías que existía. Quiero ser la razón de tus sin razones, la verdad detrás de tus locuras y el motivo por el que tus ojos brillan. Quiero ser la que saca lo peor y lo mejor de ti, la que te reta y por la que quieres crecer. La que buscas en todos los lugares, por quien pones excusas sin fundamento. Quiero ser a quien le des la contra, a quien hagas renegar y luego llenes de besos.

parejas-de-enamorados-alegres

La que conquistas sin darte cuenta, la que te hace sonreír con solo verla. Con quien hablas de todo y de nada, con quien eres un niño y un rebelde sin causa. Quiero ser quien te llene la mente de preguntas y en quien encuentres todas las respuestas. La que te de alas para volar y vaya contigo. La que tienes miedo de perder pero sabes que no se va a ir. Con quien quieres caminar sin rumbo, bailar sin música, reír sin motivos.

crazy

Quiero ser tu excepción a la regla, lo que no viste venir, lo que juraste que nunca te atraparía. La que llena el espacio que no creías que existía, la que te sorprenda cada día. Quiero ser quien le de sentido al “nunca digas nunca”, quien te de razones para reír y llorar, para cantar y bailar…quiero ser lo que tú eres para mí.

crazy1

Quiere, sólo quiere

Quédate con quien más te quiera, he escuchado decir eso más de una vez. ¿Acaso esa es la solución a nuestro miedo a estar solos? Como leí hace poco, se requiere mucho coraje estar solo en una sociedad en la que todos estan con alguien para decir que están en algo. ¿Por qué estar con quien nos quiere más que nosotros a él? ¿Por qué siempre buscamos lo “seguro” y terminamos arriesgando nuestra felicidad? ¿Por qué nos desesperamos? ¿Por qué nos conformamos?

large (90)

No eres de quien más te quiere, no eres de quien está a tu lado porque no quieres estar sola. No eres de quien te estabiliza el piso, eres de quien te mueve todas las barreras y te da alas para volar. Eres de quien te saca de todos tus cabales, de quien te hace preguntarte mil veces quién eres y qué quieres, de quien saca lo mejor y lo peor de ti. Eres de quien te hace sonreír, de quien te mira como si fueras el sol, el centro de su universo. Eres de quien logra en ti ese irracional equilibrio entre nervios y seguridad. Eres de quien te hace dar vueltas al corazón cuando se acerca, de quien te acelera el pulso, de quien te provoca ataques de risa inesperados, eres de quien más quieres.

parejas-de-enamorados-alegres

Mereces mucho más que un amor tranquilo y calmado, porque la felicidad no siempre se encuentra en la tranquilidad total. Mereces una montaña rusa de emociones, un amor que te pone los pelos de punta al escuchar su voz. Mereces los nervios de las primeras citas, la electridad de cada beso, que siempre son distintos. Mereces las miradas de reojo, la presión lenta y rápida, el sube y baja de tu ritmo cardiaco. Mereces el miedo de perder el control de tus sentimientos, mereces el desenfreno y más que sólo mariposas en el estómago. Mereces lanzarte al abismo, gritando de emoción y con lágrimas de alegría en los ojos.

Mereces querer y que te quieran, de la misma manera, desenfrenada y sin medidas. Mereces que te quieran como eres, intensa, profunda, loca, despeinada, dramática, inconforme, imperfecta, soñadora y arrebatada. Cuando así quieras, así te querrán.

cafe2

 

¿Crees en la magia?

Hace unos días leí por internet: “quien tiene magia, no necesita trucos”. No sé quién es el genio detrás de tan cierta y a la vez simple frase, pero quisiera agradecerle, porque tiene toda la razón del mundo. Vivimos en un mundo en el que cada vez se nos hace más difícil ser sinceros y expresar lo que de verdad sentimos, nos escondemos detrás de una máscara de falsa seguridad, de un “no necesito a nadie” o “lo sé todo” y nos olvidamos de quién somos de verdad, ¿cuántos trucos utilizamos a diario y olvidamos mostrar nuestra propia magia?

phone1

Conocemos personas a diario y llega un momento en el que conocemos a alguien que de verdad nos interesa. La tecnología está tan presente en nuestras vidas que lo primero que hacemos es intercambiar teléfonos o perfiles de facebook y vemos cómo va la comunicación, mejor dicho cómo va el juego. Es ahí cuando empezamos a escuchar a todas las voces de nuestra cabeza, las de nuestra conciencia hablándonos de la relación pasada que no funcionó, las de nuestras amigas, familiares. Y terminamos por aplicar los trucos más absurdos que pueden existir, no respondo un mensaje al momento porque va a pensar que ando pendiente (cuando sólo has esperado recibir ese mensaje), le digo que no la primera vez que me invite a salir para que se esfuerce más, yo inicié la conversación ayer, ahora la debe iniciar él, y así seguimos con el juego “frio-caliente”, “odio amarte”, “soy más interesante que tú”.

phone2

Con eso no estamos más que engañándonos a nosotros mismos, no responder ese mensaje al momento de haberlo leído no te va a quitar las ganas de ver al remitente, el “hacernos los difíciles” no nos va a causar mas que un nudo en la cabeza, por no reaccionar como de verdad queremos. Dejémonos de trucos y juegos; saltemos al abismo. Es mejor arriesgar, perder todo y sobrevivir esa mala pasada, que estar intactos sabiendo que no lo dimos todo. Grita, lánzate, di lo que sientes, reacciona tal y cómo tu corazón lo desea, porque al final del día, si existe una chispa, si tienes esa magia no hay truco que valga más que la sinceridad. La pregunta es ¿crees tú en esa magia?

Carta a la nueva Generación Tinder

Querida generación Tinder:

He de confesar que hace unos meses y por el corto periodo de 24 horas creí pertenecer a su generación, que cada día crece y crece más. No crean que los voy a criticar ni juzgar, la vida está llena de opciones y cada uno elige lo que es mejor para sí mismo. Justo por ello, luego de una madrugada de no poder dormir, a las cinco de la mañana desperté y tuve que salir de esa aplicación.

tinder2

No podía vivir con la idea de que mi foto este circulando en celulares de personas que no conozco y que cientos de chicos me juzguen por mi edad, cinco imágenes (que suponen ser mis mejores tomas) y una línea que describe mi persona. Debo aceptar que la utilización de Tinder (o alguna aplicación similar) abre un sin fin de opciones, desde simple amistad, one-night-stands hasta relaciones serias. Tal vez mediante esta aplicación conocer gente es mucho más probable, fácil y te aseguras de salir con alguien con quien tienes cosas en común. Pero así como hay pros también hay contras, yo les voy a contar por qué no utilizaré aplicaciones de citas.

tinder1

Sinceramente, creo que las personas somos mucho más que cinco fotos y una línea que describe nuestra personalidad. Creo que merecemos el riesgo y nervios de las primeras palabras, el hablar con alguien sin saber qué te espera, encontrarte con quien no tienes nada en común y aun así tienen la conversación de sus vidas. Creo que hasta la mayopr timidez puede poco a poco romperse si hay una verdadera conexión. Creo en la espontaneidad de las personas, con quienes no has pasado días o semanas intercambiando mensajes como filtro. Creo en las miradas nerviosas antes de hablarle por primera vez a quien considero atractivo en un bar. Creo en los pequeños gestos, sonrisas y modales que nos dan una idea de alguien, que puede ser equivocada sí, pero es más real y verdadera que letras e imágenes en una pantalla. Creo en el contacto humano y las verdades que no se pueden ocultar.

tinder3

Principalmente creo en la naturalidad de las relaciones, en el destino y que lo que tiene que llegar, va a llegar tarde o temprano. Porque no quiero forzar nada que no tenga que pasar, porque creo que todos los seres humanos somos lo suficientemente interesantes y complejos como para tener poco a poco un círculo social más grande y podemos conocer personas nuevas cada día, hacer “matches” reales, no electrónicos. Y porque, así me digan que espero demasiado, creo que cada historia es única, que todos somos nuestra propia excepción a la regla.

Así pues, si estás contento con esta aplicación, si funciona de la manera que esperabas, genial. Si lograste conocer al amor de tu vida o amigos increíbles, excelente. Yo me quedo con la otra forma de socializar, cara a cara. Y como dice mi abuelita: amor y mortaja, del cielo bajan.

Con cariño y respeto,

                                              Yo.

PD: No deslicen hacia la izquierda este post. Es mi simple y sincera opinión.

Te prometo hoy

Te prometo ataques de risa de madrugada, mensajes de buenos días y besos de buenas noches. Te prometo lágrimas sin razón y algo de celos sin cabeza. Te prometo conversaciones interminables sobre la forma de cada nube y el brillo de las estrellas. Te prometo abrazos que tranquilicen cuando las palabras no te calmen.

Te prometo silencios cómodos, escuchando sólo nuestra respiración. Te prometo el espacio más grande de mi corazón. Te prometo días sin verte, y horas y horas compensando esos momentos con besos y sonrisas. Te prometo miradas cómplices e intercambios de pensamientos. Te prometo canciones en guitarra y versos de poesías. Te prometo la verdad, siempre la verdad. Te prometo cafés dulces y algunos amargos.

imagen-de-mujer-respirando

Te prometo complicarte la vida y hacerte entender la sin razón de algunos de mis días. Te prometo darte la mano al caminar, podemos ir separados pero quiero ir a tu lado. Prometo volverte loco pero hacerte feliz. Prometo ser la pieza que le falte a tu rompecabezas, aunque aun no esté armado por completo. Prometo ser siempre yo, aunque eso te saque de quicio.

Y prometo, cuando te vuelva a ver, mirarte a los ojos un segundo más. Te prometo no quedarme callada ni esperar de más. Te prometo preguntar más y responder menos. Te prometo escuchar más. Te prometo el momento preciso y el lugar indicado, cuando te vuelva a ver, si te vuelvo a ver.

large (40)