Febrero 14

Siempre he escuchado que una sonrisa es nuestro mejor accesorio, y por más que lo intento poner en práctica, soy consciente que no siempre sonrío en la calle, hasta que me cruzo con alguien que simplemente tiene una sonrisa en la cara y recuerdo la importancia de ello, pues así como esa sonrisa en ese determinado momento me alegró el día, todos tenemos el poder de alegrar el día de alguien, y todo con algo tan simple como una sonrisa. 

cafe6

Constantemente conocemos personas nuevas, ya sea en el trabajo, estudios, en un bar, en la tienda, en un viaje…y quiero que desde ahora mi premisa sea sólo una: déjalos mejor de lo que los encontraste. Si alguien llega a tu vida, y luego por diferentes motivos tiene que irse, simplemente que se vayan mejor de lo que los encontraste. No vas a salvarlos, no vas a cambiar el rumbo de su vida, no puedes ser la felicidad de todos ni complacer a todos, pero sí puedes ser tú mismo, puedes sonreír y amar la vida con tantas ganas y pasión que cuando alguien entre a tu vida sienta toda esa energía y tal vez así pueda sonreír un poquito más cada día. 

Hoy es 14 de febrero, día del amor, pero en realidad todos los días deberíamos celebrar el amor en el mundo, ser conscientes que sí hay cosas malas pero también hay buenas, y nos olvidamos de recordar que estamos aquí, con aire en nuestros pulmones y gente que nos quiere. He de aceptar que en los últimos años solía renegar cada 14 de febrero, pero desde hoy sólo quiero agradecer por todo el amor que me rodea, sentirlo y seguir compartiéndolo. Esperamos que llegue alguien especial para celebrar el amor, y no nos damos cuenta que desde que pisamos este planeta ya sentimos amor, empezando por el amor a uno mismo y a todas las personas que están a nuestro alrededor. 

cafe5

Escuchamos siempre que el amor mueve al mundo, que todos necesitamos sentir amor, pero llega un momento en el que nos olvidamos de demostrarlo y decirlo. Suponemos que todos saben que amamos, pero no dejamos que nos llene ese cariño y amor hacia la vida y las personas que nos rodean. Nos olvidamos de sonreír, besar, abrazar y decir “te quiero”, lo damos por supuesto cuando en realidad nunca está de más demostrar un poquito más de amor. En el camino de la vida nos olvidamos de vivir, pasamos por alto la verdadera razón por la que estamos en el mundo, que es ser felices y hacer felices a los demás. Queremos ver cambios pero no nos damos cuenta que eso empieza por uno mismo; al mundo le falta amor y por ello debemos serlo nosotros, sin miedo ni dudas. Somos lo que damos, y si queremos ser amor pues podríamos empezar por darlo. 

large (5)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s