Siempre sin querer

Me enamoro siempre, y siempre sin querer. Me enamoro cuando me miras, me enamoro más cuando no me miras, porque siempre queremos lo que no podemos tener…siempre le decimos sí a lo que nos dice no. Me enamoro en la esperanza de lo que está por venir. Me enamoro de tus palabras y de tu mirada, me enamoro de tus ojos y de tu sonrisa. Me enamoro sin trucos ni juegos, con magia y estrellas infinitas. Me enamoro aunque dicen que no espere nada, que el amor llega cuando menos lo esperas, y te espere o no siempre llegas.

large (40)

Me enamoro de conversaciones ilógicas, de historias mal contadas y de experiencias inolvidables. Me enamoro de las bromas y risas. Me enamoro cuando me robas la inspiración y me regresas las mariposas. Me enamoro locamente de un caso perdido, sin armas ni cuartel. Me enamoro sin miedo a caer, porque ya me diste la mano al levantarme. Me enamoro y me enamoro y no quiero dar vuelta atrás.

large (89)

Me enamoro una vez más, y espero sea la última. Me enamoro y juego todas mis cartas, sin ninguna bajo la manga. Me enamoro cada segundo contigo, me enamoro más cada hora sin ti. Me enamoro de la sonrisa en tu mirada, de un calor que no sé explicar. Me enamoro y me dejo llevar, porque una vez más me enamoro y no lo quiero controlar.

Cuando te mires al espejo

Cuando despiertes y te mires al espejo, quiero que sonrías y veas lo hermosa que eres. Cuando te mires al espejo mira tu rostro, tiene la forma perfecta que va con tu cuello y con tu cuerpo. Ama tus ojos, tu nariz, tu boca, no serías quien eres si cada parte no fuera como es.

Cuando te mires al espejo levanta tus brazos y abrázate, quiérete, ámate; eres una mujer bella por dentro y por fuera. Cada lunar, cada peca, tu sonrisa…te hacen maravillosamente única e irrepetible en el mundo. Ama y respeta tu cuerpo, grande o pequeño, con tatuajes o cicatrices, es perfecto para ti. Tu cuerpo tiene salud y guarda en sí tu mente y tu corazón, tus mejores cualidades.

Cuando te mires al espejo levanta tus pies, uno por uno, y marca tus dos primeros pasos del día. Los dos primeros pasos de un día en el que lo primero que vas a tener en mente es recordarte lo importante que eres, eres importante para ti, para mí y para muchas, muchas personas más, eres parte de la magia del universo.

mirror

Cuando te mires al espejo observa bien tus ojos, no el color, no la forma. Mira el brillo que salen de ellos cuando hablas de lo que te apasiona, cuando mencionas las veces que has sido feliz, cuando recuerdas lo fuerte que eres. No te das cuenta, pero ese brillo recorre todo tu cuerpo y te hace mas bella aun.

Pero principalmente, cuando te mires al espejo ama todos tus defectos, porque aceptarlos te hace mejor persona cada día. Levanta la cabeza, sacude los malos pensamientos y sonríe. No esperes que el sol salga en el cielo, que salga de tu corazón.

mirror1

Y al anochecer, antes de dormir, vuelve a mirarte al espejo, porque vas a ver que tu alma creció un poquito más en todo el día. Sonríe una vez más, agradece por el aire de tus pulmones, por estar viva, por lo aprendido del día, por los errores y los aciertos. Y cuando te mires al espejo agradece una vez más por estar en el lugar en donde ahora debes estar, porque ocurren las cosas que deben ocurrir y porque eres la bella e increíble persona que estás destinada a ser.

PD: No necesito decir para quién van estas lineas, ya lo sabe.

Las palabras sobran

Reportándome de nuevo desde Zagreb, y no he parado desde que aterricé. Ya estamos en Adviento, mi época favorita del año, amo la Navidad. Y ahora que Zagreb ha sido elegido como el mejor destino turístico de Europa en Navidad, sólo tengo ganas de estar en las plazas, admirando la belleza de las luces y todos los espectáculos que hay. Pero mi apreciación del Adviento en Zagreb #adventuzagrebu será para dentro de unos días.

Hoy les quiero contar de una experiencia que viví el sábado pasado, y que sinceramente nunca creí pasar. Fui testigo de una velada increíble, tuve la oportunidad de ser parte de una fiesta para sordomudos. Llegué acompañando a un amigo que tenía una presentación de magia para esta asociación, pero no sabía exactamente de qué se trataba hasta que estuve en el lugar. Absolutamente todos los asistentes estaban super contentos, se comunicaban entre señas, no podía dejar de admirarlos y sentirme como si estuviera viendo alguna película. En aquella habitación no había nadie triste.

Una de las cosas que más me llamó la atención fue que en el escenario habían instrumentos musicales. Pensé que estaban ahí por algun otro evento, pero me llevé otra grata sorpresa. Después de entretenerse con los trucos de magia, se subieron al escenario tres señores y empezaron a tocar guitarra, bajo y bateria. No podía expresar mi admiración, a pesar de no poder escuchar, hacía música mediante los bits del sonido. Y por si fuera poco, el público empezó a hacer ronda y bailar, igualmente siguiendo el bit de las ondas sonoras. Ha sido literalmente una de las cosas más alucinantes que he visto en mi vida y de verdad que admiro a cada una de las personas que conocí el sabado.

Siempre hablamos de cómo las personas que tienen alguna dificultad física salen adelante a pesar de ello y los felicitamos. Pero lamentablemente siempre los vemos de alguna forma distintos a nosotros. Al estar frente a estas situaciones lo primero que se nos viene a la mente es agradecer a Dios de tener salud y que no nos falte nada. Pero no nos damos cuenta de que no todo gira en torno a nosotros. Lo que viví en esa reunión me ayudó a comprender que no sólo debemos agradecer por todo lo que tenemos, sino admirar a personas con dificultades, porque a pesar de estas, muchos salen adelante y viven una vida plena y feliz. Aprendí también que con ejemplos como ellos me doy cuenta que la felicidad está en uno mismo y que las circunstancias y problemas de la vida se superan siempre mejor con una sonrisa. Esa noche no vi ni un sólo lamento ni rostro triste, fui testigo de alegría y compañerismo y hoy al dormir no sólo voy a dar gracias a Dios por lo bendecida que soy, sino también porque existen personas como las que conocí que demuestran que siempre se puede salir adelante y ser feliz.

La organización se llama Znakovito (Znak en croata es “seña”, Znakovito sería “expresarse con señas”) y su página es http://www.znakovito.org está en croata pero si buscan en facebook pueden encontrar fotos de ese día.

 

 

Zagreb – Lima – Zagreb (en un abrir y cerrar de ojos)

Hace una semana partí de Zagreb a Lima, y ya estoy de regreso. Exactamente estoy a el aeropuerto de Mexico DF esperando abordar a Madrid. Muchos dicen que ha sido una de las locuras mas grandes pero no me arrepiento. No llegué ni a acostumbrarme al cambio de horario, pero cada segundo pasado en casa fue increíblemente bien aprovechado.

Disfruté del Aniversario del colegio que dirige mi familia, en compañía de mis antiguas colegas, alumnos y padres de familia. Me llené de orgullo al ser partícipe de la Fiesta de Promoción de mis alumnos favoritos. Celebré un año más de vida de mi mamá. Y vi a mi abuelita y a mi perro Bobi después de nueve meses. Sobretodo me di cuenta que cuando uno regresa a casa es como si el tiempo nunca hubiera pasado, es darse cuenta que tu corazón está partido en dos y que perteneces a dos sitios por igual.

Pero principalmente me di cuenta una vez más del amor que me rodea, de las personas tan importantes que tengo la dicha de conocer y con quienes siempre puedo contar. Personas en Perú que se dieron un tiempo para verme como sea, a pesar de solo ir por una semana. Y personas en Croacia escribiéndome que les hago falta tan solo unos cuantos dias. Y solo puedo decir GRACIAS, de corazón y con toda la alegría del mundo por darme tanto cariño y amor. Y por encima de todo gracias a mi familia, quienes hicieron realidad estos siete maravillosos dias.

No me quiero poner sentimental (aun) porque sé que estoy en buen camino y a pesar de estar lejos de mi familia estoy logrando mis sueños, creciendo como persona y tratando de contagiar la alegría latina en Zagreb.

PD: Muy pronto mis post sobre cómo sobrevivir a 30 horas de viaje/cómo disfrutar Lima al máximo en 7 días.