Quiero

Quiero que se enamore de mí, que se enamore lento, yo ya estoy para los sentimientos desenfrenados y veloces. Quiero que se enamore de mí, que sus manos se derritan al tocar mi piel, como mi corazón se deshiela al sentir su mirada. Quiero que poco a poco descubra mi corazón, y que lentamente después me ame con locura. Quiero correr el riesgo de amar sin freno y con rapidez, mientras él juega con amar lento pero profundo.

Quiero que me observe y descubra todos mis defectos, mientras más los vea más los adorará y se enamorará. Se enamorará como yo ya lo hice de sus sin razones y sus locuras. Quiero no ser la primera, porque prefiero ser la verdadera y la última, porque lo prefiero con sus demonios desatados y con el alma libre, que falso y bien portado.

Quiero que me extrañe lenta y descuidadamente, como él a mí me hace falta. Quiero ser un pensamiento ligero y persistente en lo más profundo de su ser, que sin darse cuenta ocupe su mente. Quiero ser el motivo oculto de sus alegrías, la pasión inmersa en sus decisiones, su razón de estar.

Quiero que se enamore lento y con todo el cuidado del mundo. Quiero que entienda que está a salvo, como yo sé que lo estoy. Quiero que quiera besarme, que lo piense hasta que lo haga. Quiero un amor de decisión, quiero ser su impulso después de la meditación, quiero encontrar la razón a mi instinto. Quiero que lo sepa, quiero que lo sienta, quiero que lo elija, quiero que lo quiera.

large (59)

Pensamientos de balcón

Si la lágrimas limpiaran de verdad el alma, la mía estaría transparente.
Quiero llorarte una vez más y que sea la última vez,
matar las ideas de mi cabeza y lograr eliminarte de mi corazón.
Pero cómo dejar ir algo que nunca fue,
cómo olvidar lo que nunca sucedió,
cómo reemplazar a quien nunca existió.
Es que las palabras duelen, pero el silencio duele más,
y es más doloroso el saber que somos lo mejor que nunca será,
porque llegaste a mí muy temprano y tal vez yo llegué muy tarde.

Pero quiero verte, porque es mejor verte y no tenerte,
que saber que estoy en tu mente pero no en frente.
Es mejor tener el corazón roto y los hojas llenas de palabras,
que el corazón vacío y las líneas sin tinta alguna.
Porque cada frase aquí escrita sale de mi mente pero oculta tu alma.
Y no quiero olvidarte porque no sé que olvidar.

Eres la inspiración de cada pensamiento,
el rostro detrás de las heridas contadas con lápiz y papel.
Y aunque sepa que estas palabras volarán sin llegar a tu puerta,
algún día entenderás que en ellas eres inmortal.
large (79)